Madres agenda y padres helicóptero: criando niños burbuja

Madres agenda y padres helicóptero: criando niños burbuja

Madres agenda y padres helicóptero: criando niños burbuja

Los padres helicóptero y las mamás agenda están más presentes de lo que imaginamos. Estos términos se aplican con mayor frecuencia de la que creeríamos. Incluso, nosotros mismos podemos calzar en esta “etiqueta”.

¿A qué se refieren estos nuevos términos? Los padres helicóptero y las madres agenda son los padres que están permanentemente detrás de cada paso de sus hijos, de manera incluso controladora.

Las madres agenda tienen planificada cada actividad del día, cada momento, cada reunión de sus hijos e incluso escogen sus amistades de acuerdo a los que ellas consideran que es más conveniente. De igual modo, los padres helicóptero “sobrevuelan” las actividades de sus hijos. Están calculando cada paso que darán sus hijos.

Este tipo de padres sobreprotectores vigilan las tareas de sus hijos muy de cerca y están como “supervisores” de las mismas.

Son padres que se convierten en guardianes de cada actividad de sus hijos y que, de alguna manera, los obligan a volverse dependientes de esta dinámica y de esta interacción ya que así es como han crecido y así es como se han desarrollado.

El prototipo de madre agenda y padre helicóptero genera la crianza de un niño burbuja. Las consecuencias de criar niños burbuja son variadas y van desde la inseguridad, hasta la baja autoestima, así como la falta de autonomía, pocas estrategias de resolución de conflicto. Más grave aún es cuando aquellos niños presentan signos de agresividad contra sus pares o en su entorno. El control del cual están siendo sujetos debe ser desfogado de alguna manera y los mecanismo, a veces, no son los mejore, por lo cual el niño comienza a comportarse de modos incompresibles.

Estos términos se originan con el psicólogo israelí Haim Ginnot quien escribió en su libro “Entre los padres y los adolescentes” (1969) que sus padres sobrevolaban sobre él como si fuesen un helicóptero.

Las características principales de este tipo de padre son:

– Hablan en plural sobre las tareas de sus hijos: “Teneos que cepillarnos los dientes”, “Tenemos que terminar la tarea”, “La profesora debe ver que nos portamos bien”.

– Están atentos a cada movimiento e intentan complacer a sus hijos en todo.

– Intentan ser quienes resuelven los problemas de sus hijos y dar solución inmediata a todo.

Esta obsesión de los padres de tener todo bajo control y todo calculado acaba siendo sumamente nociva para todos los miembros de la familia: los padres acaban extenuados, tratando de darles a sus hijos una vida llena de perfección, lo cual es imposible, ya que se aprende al caer, al equivocarse, al pasar momentos difíciles. Este tipo de relaciones acaban ahogando y son la causa de serios problemas emocionales.

Por tanto, dejemos a nuestros hijos crecer en libertad y desarrollar su autonomía y expandir sus alas para volar solos en el vasto cielo que ofrece la vida.

Alegria Crespo

Alegria Crespo

Directora Educar con Alegría Master Educación

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hablando sólo

Hablando sólo

Los soliloquios o el diálogo del niño en solitario suelen aparecer en el proceso de construcción del lenguaje que se da entre los 2 y los 5 o 6 años de edad y funciona cómo

LEER MÁS
¿Por qué mi bebé no duerme?

¿Por qué mi bebé no duerme?

Recuerdo como me estremecía de frustración cada vez que alguien me preguntaba: “¿Cómo está durmiendo Olivia?”. Optaba por quedarme callada. Había intentado muchas cosas: darle de comer más cantidad antes de dormir, acostarla más tarde,

LEER MÁS

Dejar un comentario